HUERTA SOLIDARIA SAN ANTONIO DE PADUA

Es una de las iniciativas solidarias que se llevan a cabo en la parroquia de San Antonio de Padua. Tal iniciativa tiene su origen en el año 2013 y nace con el afán de responder mejor a las necesidades que descubrimos en nuestro entorno. La pandemia del COVID  pasa factura y  deja sumidas en serias dificultades económicas a familias del vecindario: paro, hipotecas, recibos, cesta de la compra, niños en edad escolar, imprevistos, y un largo etcétera que sería casi imposible de relatar pormenorizadamente. Se agrava la crisis y se hace más larga la cola en la puerta de la parroquia.

Los comentarios dentro de la misma parroquia y con los vecinos en la calle apuntan a buscar salidas originales que representen nuestra voluntad de arrimar el hombro, de involucrar a todos los que se sienten desplazados por el sistema y de sensibilizar al conjunto de la sociedad. Éstos últimos serían algunos de los objetivos principales del proyecto.

El camino para culminar esta iniciativa pasa por aquellas personas que de forma altruista nos ceden las tierras o nos apoyan con materiales de abono y cultivo. Un propietario de la zona de Saamasas pone a nuestra disposición una parcela de aprox. 5000 metros cuadrados. Un empresario del sector del automóvil corre con los gastos extraordinarios y con los desplazamientos de personal, un granjero aporta el abono necesario para la tierra, una empresa de servicios agrícolas transporta y extiende el abono, ... La suma de todos estos esfuerzos llenos de generosidad se traducen en una cosecha realmente gratificante y eficaz. Inevitable relacionar estos hechos con los narrados en el Nuevo Testamento en relación a la vivencia de la caridad: "Todos los que habían creído estaban juntos y tenían en común todas las cosas:  vendían sus propiedades y sus bienes y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.  Perseveraban unánimes cada día en el Templo, y partiendo el pan en las casas comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos." Hch 2, 44-47.

En el despacho de la parroquia escuchamos con atención uno por uno los casos de los vecinos que pasan por un mal momento, lo hacemos prestando la mejor acogida, que suavice "el mal trago" de la persona que se siente al límite y decide pedir ayuda por primera vez.  Tomamos nota de la situación particular y buscamos los recursos que nos parecen más urgentes y están a nuestro alcance. Distribuimos entre los usuarios una bolsa con alimentos de primera necesidad. Los alimentos se van reuniendo fundamentalmente con las aportaciones de los feligreses y, en ocasiones, con apoyos  de otras comunidades hermanas. Alimentos y el pago de recibos de alquileres, electricidad, gas ciudad, están al orden del día en San Antonio.

Hay un aspecto que consideramos de vital importancia, que la caridad no se reduce a la entrega de recursos materiales sino a recuperar en autoestima y dignidad a las personas que están marcadas por la lacra de la pobreza. De este convencimiento parte el empeño por involucrar en el proceso de captación y creación de recursos a los mismos beneficiarios. Y desde esa relación de preocupación por la integridad de la persona, de respeto mutuo  y amistad se consigue la implicación de todo el mundo.

La cola a la puerta de la parroquia para solicitar ayuda se convierte ahora en un grupo nutrido de voluntarios para sembrar, realizar trabajos de mantenimiento y cosechar. La procedencia y edades de los voluntarios es muy diversa: Cuba, Colombia, Marruecos, España... y, se respira un ambiente de compromiso y solidaridad, y al mismo tiempo se propicia el conocimiento y la vida en comunidad.

El primer objetivo del proyecto "Huerta Solidaria" pasa por facilitar la vivencia de la caridad entre los miembros de la parroquia que semana a semana nos reunimos para celebrar la eucaristía.  El mandamiento de amar a Dios se completa con ese otro mandamiento “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” . Mensaje de Jesús que tenemos en la mente y en el corazón y que puede quedar reducido a un ideal o a un mero cumplimiento abstracto. El ciclo se completa presentando el proyecto a la comunidad y ofreciéndoles a modo de pequeña gratificación una bolsa de patatas. Un gesto que plasma la esencia de nuestra condición de parroquia en la que todos estamos unidos y resalta el valor de la caridad, de dar generosamente porque "hay mayor alegría en dar que en recibir" Hch 20, 35. La caridad surge cuando se vive y se celebra la fe, y tienen sentido nuestras acciones caritativas cuando acompañan y facilitan esa misma experiencia de fe.

PROYECTO SOLIDARIO: ME CUESTA UN HUEVO!

PROMUEVE: PARROQUIA DE SAN ANTONIO.

Caritas Parroquial de San Antonio de Padua de Lugo es una entidad sin ánimo de lucro. Una entidad conocida por las iniciativas sociales y solidarias que lleva a cabo en la ciudad de Lugo.

SEDE

 LUGO CIUDAD, CALLE TUI 39

CONTACTO

Responsable: Alberto Leiva Torreiro

Teléfono: 982 21 58 14

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

DESCRIPCIÓN

Una iniciativa dirigida a prestar apoyo a personas de nuestro entorno en situación de vulnerabilidad social.

Gallinero de aproximadamente unas 40 gallinas. Este gallinero estará ubicado en un terreno situado en la parroquia de Santiago de Saamasas, en una era perteneciente a la casa de Domingo de Souto que cede para tal fin.

OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL:

  1. GENERAR RECURSOS PARA LA AYUDA SOLIDARIA A LAS PERSONAS NECESITADAS DE NUESTRO ENTORNO.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  1. DIVULGAR LA ACCIÓN SOLIDARIA QUE SE REALIZA DESDE LA PARROQUIA DE SAN ANTONIO DE PADUA DE LUGO. Cuesta un huevo!
  2. ESTIMULAR INICIATIVAS EN BENEFICIO DE LOS DESEMPLEADOS Y PERSONAS QUE VIVEN EN PRECARIO. Cuesta un huevo!
  3. CREAR UN ESPACIO ORIGINAL DE ENCUENTRO E INTEGRACIÓN PARA PERSOAS QUE RECIBEN AYUDA, EN EL QUE SE FOMENTEN VALORES COMO EL  RESPETO Y EL  Cuesta un huevo!
  4. CONSTRUIR UTILIZANDO MATERIALES RECICLADOS, EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE. Cuesta un huevo!
  5. RECUPERAR LOS TRABAJOS Y COSTUMBRES TRADICIONALES DEL MUNDO RURAL GALLEGO COMO MEDIO PARA GENERAR RECURSOS MATERIALES Y EN ESPECIE. Cuesta un huevo!
  6. DAR A CONOCER ESTE PROYECTO A TRAVÉS DE LA DISTRIBUCIÓN DE HUEVOS EN EL RECINTO PARROQUIAL O EN OTRO LUGAR ADECUADO. Cuesta un huevo!

DIVULGACIÓN

El nombre "Me cuesta un huevo" trata de exponer al gran público las dificultades reales con las que a menudo nos encontramos para mantener en el tiempo las ayudas que se prestan desde la parroquia de San Antonio.

La parroquia es el enclave donde se visualizarán los resultados del gallinero solidario, donde se recogerán las ayudas tanto económicas como materiales, y donde se distribuirán los huevos entre familias  asistidas.

HUEVOS

Todo el que esté interesado puede colaborar llevándose unos sabrosos huevos caseros para su casa. Los Domingos hay huevos frescos en la parroquia.

 

 

Neste teléfono atenderemos os casos urxentes namentres dure o estado de alarma. Moitas grazas 689 09 07 66

Logotipo de Cáritas

Equipo de Cáritas:

Alberto Leiva Torreiro
Cintia Lauro Fernández
Jesús Méndez Senande

Lugar y Horario de atención:

(Mércores de 10:00h en diante)

Contactar por email:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.